Reading Time: 1 minute

Desde el 1995, Amazon y Ebay han marcado el camino de las tiendas online. Hasta el punto de que hoy sean una parte imprescindible de toda acción comercial completa. Desde tiendas de ultramarinos hasta negocios B2B. El e-commerce está creciendo de un modo imparable. Decir que el futuro es del e-commerce ya no suena raro.

Según el Internet Economy Outlook 2012, el 22% de las compañías europeas ofrecen ya en su web la opción de realizar compra online. La idea es dejar de pasar por intermediarios y abaratar el precio final del producto.

La venta online ofrece una amplia lista de ventajas. Para empezar, es fácil y accesible. El cliente no está sujeto a horarios de apertura y cierre, o a localizaciones concretas. Es más, tiene la posibilidad de comparar la información con otras páginas desde su lugar de consulta, en un breve periodo de tiempo.

Con más de 6.000 millones de usuarios de Internet, el comercio electrónico puede llegar a prácticamente una gran parte de la población mundial. Todos los usuarios de Internet pueden ser clientes potenciales. Las tiendas online ofrecen tratar directamente con las empresas proveedoras pidiendo presupuestos, realizando compras y emitiendo facturas.

El futuro es del e-commerce – ¡únete a este tren en marcha!