Reading Time: 1 minute

Los hábitos de compra han variado radicalmente durante los últimos años. Los carritos y los cestos de compra parecían, hace cinco años, parte del pasado. Se entendían como un accesorio antiguo y caduco que no respondía a las necesidades del momento. Todo vuelve, y ahora encontramos más carros y cestos de la compra que nunca esperando a sus dueños en la entrada de nuestras tiendas.

Sí que ha habido, por eso, una mutación del cesto y el carro. El plástico ha sido el principal protagonista de la modernización de estos artículos, cada vez más prestigiados. Incluso se llegan a considerar como accesorio de moda, personalizándolos con colores y logotipos, aunque claramente se siga primando su efectividad.

Los cestos de plástico son, por tanto, un elemento que vuelve a ser actual y que cada vez genera más interés entre consumidores y gerentes de tiendas.