Como ya vimos en nuestro último post sobre los retail trends para este 2020, la sostenibilidad y reciclaje están a la orden del día. Hoy en día los consumidores reclaman más compromiso con el medio ambiente por parte de las marcas. Por ello, dicen estar dispuestos a pagar más por productos reciclados. La gran cantidad de desechos que flotan en nuestros mares sumados a la amenaza del cambio climático, han hecho tomar conciencia al público general. Oímos hablar de economía circular, sostenibilidad, emisiones de CO2, reciclaje post-consumo, post-industrial, suprarreciclaje, etc. ¿Y este último, a qué nos referimos?

banner-web-1024x100-ebook3-ESP

 

¿Qué es el Suprareciclaje?

El suprareciclaje o upcycling es la transformación de objetos que ya han cumplido su función y que puedan seguir utilizándose para otro propósito. De esta forma, se les da una nueva vida. El propósito es aprovechar los materiales convirtiéndolos en nuevos objetos. Es una forma de darle valor a los desechos.

El término fue acuñado en 1994 por los autores Michael Braungart y William McDonoughen su libro Cradle to Cradle: Remaking the Way We Make Things. Se trata de un neulogismo formado de la palabra “recycling” (reciclaje) y “up” que significa mejorar lo que tienes.

Durante las últimas décadas, nuestras economías capitalistas han practicado la economía lineal basada en comprar, utilizar y desechar. El resultado de años de este tipo de consumo se traduce en una polución del aire que cada año causa la muerte de más de 4 millones de personas en todo el mundo. Las grandes urbes europeas ya aplican restricciones a los centros de sus ciudades para mejorar la calidad del aire.

Por lo tanto, no es de extrañar que el upcycling se posicione como tendencia para este año. Además, se extiende en toda la industria retail a nivel de materiales reciclados así como diferentes modelos de venta como puede ser el alquiler de prendas de vestir. Así mismo, se extiende a la industria de la construcción y la alimentación.

Diferencias entre reciclaje y upcycling

Por un lado, el upcycling tiene como objetivo transformar objetos en desuso, agregándoles valor. No obstante, estos no suelen perder su forma original y suelen reconocibles incluso una vez transformados.

Por otro lado, el reciclaje es un proceso industrial que transforma los desechos. Los descompone gracias a diferentes métodos (mecánico, químico, etc) siendo muy difícil descifrar cuál era la forma original de ese nuevo material reciclado. Por ejemplo, hoy en día se fabrican materiales textiles a base de plástico de botella recuperado de los océanos.

Ventajas del upcycling

1. Ahorrar recursos

Cuando suprareciclamos estamos dándole un nuevo uso a un objeto por lo que estamos ahorrando en recursos. Al no tener que fabricarlo estamos contribuyendo a la sostenibilidad del planeta.


2. Disminuir los residuos

Al darle otra utilidad a ese objeto evitamos que se convierta en desecho. De esta manera evitamos enviar objetos a los vertederos que podrían ser reutilizados.


3. Disminuir el gasto energético y recursos naturales

¿Sabías que para fabricar una camiseta de algodón se utilizan más de 2000 litros de agua y para un traje de caballero alrededor de 5500 litros? Por lo tanto si le damos un segundo uso a los productos ya fabricados conseguimos ahorrar en los limitados recursos materiales de que disponemos.


4. Fomenta la imaginación

Además de ahorrar recursos naturales y dinero, el upcycling agudiza la creatividad tanto de pequeños como de mayores.


Iniciativas Retail

Centro comercial de reciclaje Retuna

En el 2015, se abrió en Suecia el primer centro comercial dedicado íntegramente a productos reciclados. Cuenta con 11 tiendas permanentes y 3 tiendas pop-up en las que se pueden encontrar juguetes, electrónica, joyas, un restaurante, etc.

El centro comercial consta de un centro de reciclaje donde se pueden depositar objetos que uno ya no quiere. Posteriormente, una empresa social recepciona, clasifica y distribuye la mercancía. Todo se aprovecha, incluso las piezas que no pueden ser transformadas por los comerciantes del centro ya que son enviadas a otras instituciones. Además, en el centro se imparten charlas y talleres sobre consumo sostenible y medio ambiente.

Fuente: www.retuna.se


Restaurante Instock

Todo comenzó en 2014 cuando cuatro trabajadores de la cadena de alimentación holandesa Albert Heijn comenzaron a trabajar conjuntamente para reducir los desperdicios de comida. Empezaron recolectando los alimentos no vendidos de más de 80 supermercados de la cadena y llevándolos a centros de recuperación de alimentos. Estos eran adquiridos por restaurantes de la zona para ser transformados en comida cocinada.

Además, han logrado comercializar la cerveza Pieper Bier fabricada a base de patatas y Bammetjes Bier hecha con pan duro.

instock-rest

42%


CONSUMIDORES 

Este artículo de mediados del 2019 afirma que cada holandés desperdicia de media 21 kg de comida solida anualmente. 

39%


PRODUCTORES Y AGRICULTORES 

Un 39% de los desechos alimentarios son producidos por los agricultores debido a la sobreproducción y fruta y verdura con estética imperfecta pero totalmente saludable. En los restaurantes Instock, sus chefs crean menús gastronómicos con estos alimentos previamente desechados y técnicas innovadoras. 

14%


HORECA 

Los hoteles, restaurantes y cafeterías son responsables del 14% de desperdicio alimentario. En muchos casos es debido a ofrecer porciones demasiado grandes que los consumidores no terminan, el sobre-abastecimiento de sus negocios así como falta de creatividad para ofrecer los excedentes de una forma atractiva.

5%


SUPERMERCADOS 

El mal cálculo de ventas de algunos productos alimentarios unido a estándares estéticos demasiados altos tienen como consecuencia que los supermercados generen un 5% del desperdicio total de alimentos.


Upcycling de lujo

La marca neoyorquina BODE diseña ropa de lujo con telas y retales desgastados por el tiempo. Sus piezas son únicas y están cosidas de forma tradicional.

Forman parte del Trashion, un nuevo círculo creativo de moda verde que utiliza materiales reciclados o reacondicionados. Esta tendencia está muy presente en NYC con diseñadores como Zero Waste Daniel o Gabriela Hearst que diseñan colecciones enteras a base de desechos y objetos en desuso.


Visual merchandising

Esta tendencia viene pegando fuerte y durante este año con más énfasis. Existen ejemplos de todo tipo. Los departamentos de marketing de las grandes marcas lo saben y ofrecen a sus clientes una forma más sostenible de decorar sus tiendas y diseñar sus escaparates:

Arquitectura efímera

Feria Expo CIHAC

El estudio de arquitectura BNKR Arquitectura contruyó en 2012 un stand fabricado tan solo con cajas de plástico de Coca Cola. Se apilaron 5000 cajas de refrescos atadas entre sí con tiras de plástico para crear paredes en espiral y onduladas. Este stand de muy bajo coste y cero desperdicio refleja el concepto upcycling.

Arquitectura 

Upcycle House

El upcycling ha llegado a todos los sectores incluso el de a arquitectura. Un buen ejemplo de ello es la UPCYCLE HOUSE en Dinamarca. Con una superficie de 140m2 y un presupuesto de 227.000 euros se ha conseguido construir una casa eficiente que utiliza todos los recursos de la naturaleza como la mejor orientación para beneficiarse del cálido sol del sur. Esta casa consigue reducir su huella medioambiental de CO2 gracias a la elección de los materiales utilizados. 

Se han utilizado materiales que favorecen una mejor acústica y aislamiento térmico. También se utiliza la entrada de luz natural de la forma más inteligente y así ahorrar en calefacción y electricidad. Además de han utilizado materiales que retienen mejor el calor por sus cualidades inherentes como es la madera.

MATERIALES

Para su construcción se han utilizado materiales como la madera procesada triply, cajas de poliestireno granulado, envases de plástico y periódicos.

banner-web-lateral-1024x360-ebook3-form-esp

 

Como podemos ver existen un sinfín de posibilidades con el upcycling. En estos últimos años se ha utilizado en gran variedad de sectores y esto solo es el comienzo ya que esta década promete el fomento de iniciativas como esta que permiten ahorrar en recursos a nivel global. Las grandes marcas ya lo saben y ya cuentan con estrategias de ahorro como estas.