Reading Time: 3 minutes

La importancia del Retail Manager hoy en día.

Retail-Manager-skills

 

¿Qué es el Retail Manager?

La figura del Retail Manager es esencial en los tiempos que vivimos. El mercado y el comportamiento del consumidor cambian vertiginosamente. Por este motivo, toda tienda necesita un Retail Manager. Ha de dirigir y coordinar todas las acciones necesarias para ofrecer a los consumidores exactamente lo que estos necesitan y buscan.

A día de hoy, el Retail Manager es muy importante en la estructura del comercio minoristas. Se encarga de gestionar acciones que influencian directamente en la captación de clientes. Además, garantiza su satisfacción con el objetivo de afianzar su fidelidad.

Por ello, los Retail Managers trabajan codo con codo con el equipo de ventas. A su vez, supervisan todos los detalles del día a día.

¿Por qué es tan importante actualmente la posición del Retail Manager ?

Hoy en día, el trabajo del Retail Manager es complejo debido a la omnicanalidad. Debido a ello, tienen que unificar todos los canales de venta.

Hubspot define el Retail Manager como: “La habilidad para construir experiencias consistentes y homogéneas a través de los canales de venta y en todos los dispositivos que el usuario utiliza para interactuar con el negocio.”

Por otro lado, la homogeneización es vital para el Retail Manager.  Los precios, productos, comunicación y marketing han de estar cohesionados. El objetivo es que el consumidor recuerde fácilmente la marca. Hecho cada vez más difícil considerando la cantidad de impactos publicitarios al que un cliente está expuesto.

Las habilidades más importante de un Retail Manager.

Multitarea

Ante todo, los Retail Manager tienen que ser capaces de supervisar todos los empleados, reconocer sus cualidades y debilidades. En consecuencia, podrán optimizar su trabajo en los múltiples proyectos que se llevan a cabo en una tienda.

Efectividad en la toma de decisiones

También es muy importante que un buen Retail Manager sea selectivo con la información utilizada para la toma de decisiones. Existen dos métodos: la instintiva y la racional.

La primera proviene del instinto reptiliano. Se trata de evitar peligros. No obstante, la segunda está basada en la lógica y en las normas de la sociedad. Un Retail Manager cualificado sabe cuándo utilizar cada una de ellas. Todo dependerá de la situación, información y tiempo disponible.

Liderazgo

Los líderes tienen la habilidad de tomar las mejores decisiones en situaciones cambiantes. Además, han de asignar recursos de forma más eficiente. También han de planear correctamente y gestionar a equipos de personas. Todo ello a través de la motivación, entusiasmo de forma constructiva.

Motivación

La motivación es un factor clave del éxito de cualquier compañía. Gracias a ello, aumenta la productividad. De la misma forma, permite alcanzar los objetivos más difíciles en una compañía. Por consiguiente, la implantación de estos estímulos puede mejorar dramáticamente la motivación:

  • Reconocimiento: criticismo constructivo y reconocimiento del buen trabajo.
  • Promociones: aumento de la compensación económica. También mejora en las condiciones de trabajo.
  • El trabajo en sí: mejoras laborales y oportunidades atractivas para el desarrollo personal.
  • Responsabilidad: aumento del compromiso con la empresa.

 

Desarrollo de negocios

En toda organización existe espacio para mejoras. Por ende, un Retail Manager necesita investigar qué áreas pueden ser mejoradas. Normalmente los recursos son limitados. Por ello, su trabajo es utilizarlos de forma inteligente. Para conseguirlo ha de contratar a los mejores profesionales. También han de optimizar formaciones y recortar gastos siempre que posible.

Comunicación

Tener una comunicación efectiva es clave para un ambiente de trabajo productivo. Una manera eficiente de hacerlo es de forma específica y dando ejemplos. Un Retail Manager tiene que asegurar que los empleados entiendan la estructura global. De esta forma, cada uno de ellos sabrá dónde encajar. Una manera de reforzar el mensaje es a través de la repetición. Ha de ser de forma consistente en todos los puntos de contacto. Otra buena técnica es crear oportunidades para que los empleados pregunten. De esta manera, el Retail Manager puede saber si el mensaje ha sido claramente recibido.

Otra habilidad importante es saber escuchar de forma activa. De esta forma entenderá a todos los interlocutores.

En resumen

El Retail Manager es esencial para la eficiencia y rentabilidad operativa de una tienda minorista. Con todas estas competencias, su expertise puede ser transmitido a todos los empleados. Consecuentemente mejorará la lealtad. Igualmente, la satisfacción del consumidor que a su vez mejorará las ventas.