Cada establecimiento tiene sus necesidades concretas, y las fruterías no pueden ser una excepción. Cada vez es mayor el número de tiendas de este tipo que se abren en nuestro país, hecho que comporta que los proveedores de equipamiento comercial se adapten a las necesidades de estos negocios.

En el ámbito de las cestas de la compra, este cambio se ha hecho en la rigidez y la resistencia de las cestas. Las cestas de plástico se han sabido adaptar a esta demanda ofreciendo cestas con ruedas de capacidad media ideales para el transporte de compras tan pesadas como frutas y verduras.