Reading Time: 1 minute

El ruido es siempre una molestia para quien tiene que soportarlo a horas inadecuadas y a niveles desproporcionados. En esta situación se encuentran numerosos vecinos que viven encima de supermercados e hipermercados. Según varias denuncias, son muchos los casos en los que los supermercados generan un ruido constante y difícilmente soportable por los inquilinos del mismo edificio e incluso por sus mismos clientes.

Por ello, cada vez más, los supermercados llevan a cabo medidas para evitar o minimizar su impacto acústico, en su afán de mantener una relación cordial con su entorno y garantizar una experiencia de compra más tranquila y placentera a sus clientes.

Desde la constante renovación de refrigeradores y máquinas, hasta la elección del suelo son factores que determinan el impacto acústico de estos establecimientos. La elección de la cesta que los clientes van a usar es otro de los principales aspectos a tener en cuenta. Al elegir una cesta con ruedas se debe ser consciente de que ésta debe ser lo más silenciosa posible. Como consecuencia, todo establecimiento debería siempre optar por cestas con ruedas de alta calidad, que garanticen un funcionamiento silencioso de menos de 28 decibelios que permitan al cliente llevarlas detrás o empujarlas para una mayor comodidad en cada situación.